Go to Top

Evolución de la producción de leche en Castilla y León

evolución producción leche de oveja

Castilla y León es una tierra donde los pastores tienen una especial importancia. Ellos y sus rebaños, que año tras año atravesaban la Península soportando el frío, el sol, la lluvia… todo ello para cuidar de su ganado y poder obtener una leche de calidad.

Pastor, más que una profesión un modo de vida, en la actualidad los ganaderos que están al frente de los rebaños son los herederos de las tradiciones que han sido transmitidas de padres a hijos con el paso de las generaciones.

El paso de los años ha hecho que las explotaciones se hayan tenido que adaptar a los nuevos tiempos para así poder responder ante las nuevas necesidades de la sociedad.

El principal cambio podemos verlo en el número de animales y su productividad. Si nos centramos en la producción de leche de oveja, observamos una progresiva disminución del número de animales, y la concentración en cada vez menos explotaciones, que son de mayor tamaño y cuentan con más efectivos.

Trashumancia

Trashumancia

Si hablamos de números, desde el año 2001 al 2014, en Castilla y León ha habido un descenso del 40% del número de ovejas. Esta tendencia ha afectado a otro tipo de animales.

Esta disminución es debida a la desaparición de pequeñas explotaciones, donde el manejo y las condiciones de mano de obra se alejaban cada vez más de ser óptimas, así como de cumplir las exigencias mínimas.

En cambio, si nos fijamos en la evolución de la producción de leche es completamente contraria a la que ha sufrido el número de animales. En la última década la producción de leche ha aumentado.

Al inicio del ciclo los precios de dicho producto eran más elevados, algo que ha cambiado en los últimos años, ya que la producción es más moderada debido al descenso de los precios como consecuencia de la desaparición de las cuotas de producción de leche de vaca.

Ganadería ovina en Castilla y León

Ganadería ovina en Castilla y León

Aun así, la producción de la leche ha aumentado, como os comentábamos, debido al esfuerzo de los emprendedores que han mantenido el ritmo de producción; multiplicándose por 3 la productividad de cada animal desde 2001 a 2014.

Este aumento de la productividad se debe a la evolución de la tipología racial de los animales explotados. Esto es, las ganaderías que utilizaban razas autóctonas adaptadas al medio físico de nuestro país, han pasado a otras cuya base racial son foráneos.

Razas como la assaf o lacaunel, que tienen un menor componente de rusticidad, pero un mayor potencial productivo, eso sí, aún no se ha consolidado la hegemonía de una sola raza para ser denominada la principal productora de leche de oveja.

Raza ovina Lacaune

Raza ovina Lacaune

Otro de los factores que han influido en el aumento de productividad de la leche son los continuos avances en términos de mejora genética y la generalización de la inseminación artificial.

Por último, hay otro tipo de factores coadyuvantes necesarios, por ejemplo la satisfacción de las necesidades nutricionales de los animales siendo ésta cada vez más adecuada, los métodos de sincronización del celo, la eficiencia e higiene de los sistemas de ordeño y el trabajo constante de los veterinarios, y técnicos que hacen posible que el sistema cada vez sea más productivo.

, , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.